Aumentan los animales llevados por sus dueños a la Protectora para morir

El número de animales que acaban sus días en la Sociedad Protectora de Animales de Málaga ha aumentado en el último año porproblemas económicos de sus dueños a la hora de afrontar los gastos consecuentes del sacrificio de perros y gatos que se encuentran enfermos o muy deteriorados.

La presidenta de la Sociedad Protectora de Animales de Málaga, Carmen Manzano, ha asegurado a Efe que han aumentado con respecto a años anteriores la cifra de animales que llegan en muy mal estado de salud, ya que sus dueños los llevan por no poder encargarse de afrontar económicamente una eutanasia.

Entre los motivos que ha resaltado para que se dé esta tendencia se encuentra el actual porcentaje de IVA en los servicios veterinarios -un 21 por ciento-, el cual se aplica a la inyección necesaria para el procedimiento, cuyo precio ronda entre los 30 y 50 euros, y la posterior incineración, que en muchas ocasiones pasa de los cien euros.

Debido a estos precios, Manzano ha afirmado que mucha gente ha llegado con su animal moribundo a la Protectora para que se encarguen de practicarles la eutanasia, a lo que les recuerdan que no es el cometido del refugio, y que esta práctica solo la ejecutan cuando es necesario en animales que ya se encuentran en el recinto.

“Hay veces que decidimos quedárnoslos porque vemos que van a dejar que ese animal sufra hasta que muera por él mismo”, ha subrayado Carmen Manzano.

A pesar de que las cifras de abandonos son similares a las de otros años, ha señalado que el abandono de animales en este estado o de avanzada edad es “una tendencia al alza”.

En esta época, muchas personas visitan el refugio para adoptar animales, sobre lo que Manzano ha puntualizado que aunquesiempre es bueno que esto suceda, les generan cierta desconfianza estas fechas, ya que la mayoría busca cachorros, los cuales en muchas ocasiones son devueltos a la Protectora.

Estos cachorros -que suelen atraer mucho al que adopta- se encuentran cómodos en estos días navideños en los que las casas están llenas de gente, pero el problema llega cuando todos se van a trabajar y lo dejan solo, entonces es cuando empieza a “destrozar” la casa, según Manzano.

Ha citado el ejemplo de una chihuahua de menos de tres kilogramos de peso, la cual adoptaron con un mes de vida y han devuelto hace algunas semanas con un año y medio, con el alegato de sus dueños de que no pueden encargarse de ella.

Esta chihuahua es uno de los 62 perros que han sido devueltos tras su adopción en 2018, cifra que computa en los 1.039 perros que han entrado en el refugio en el último año.

Además de ésta, otras causas por las que penetran en la Protectora son los rescates por parte de los Servicios de Emergencia (129) y del Centro Zoosanitario Municipal (198), a lo que hay que sumarle los entregados por particulares.

En cuanto a la cifra de gatos, ha señalado que es “mucho menor”, pero presentan el registro más elevado de muerte natural, debido a la multitud de camada de lactantes que anónimos les dejan en la puerta del recinto cada día.
El total de adopciones nacionales de perros ha ascendido hasta los 691, con 210 gatos que han corrido la misma suerte, y en cuanto a internacional, han sido 194 perros y 22 gatos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *