Billy, el perro policía, se retira

El animal, especializado en la detección de estupefacientes, recibió el cariño del pueblo de Yeles en el homenaje a la Policía Local en el décimo aniversario de su fundación.

Billy se ha jubilado de la Policía Local de Yeles. Y no será reemplazado. Pero sí ha recibido un homenaje acorde a la labor desempeñada desde 2012. Con el nombre de Billy, el jefe del servicio, Rubén del Palacio, bautizó al perro de la unidad canina que ha logrado descubrir droga y la detención de los responsable. Por lo tanto, figura entre los responsables de la disminución del tráfico en el municipio y en otros de la región. La edad ha retirado al can en plena conmemoración del décimo aniversario de esta rama del Ayuntamiento. Por ello, protagonizó el acto de conmemoración celebrado el pasado día 27 de marzo en la Casa de la Cultura.

«El motivo de crear la unidad fue por la gran cantidad de tráfico y consumo de drogas en el municipio», explica Del Palacio sobre el origen del servicio de este perro de la raza pastor alemán malinois. Con él, el agente, a quien se le ocurrió la idea de incorporar esta unidad, estuvo durante seis meses y ocho horas diarias ejercitándose para obtener la titulación en la Escuela Cinológica del Ministerio de Defensa. Así, ha participado en más de 300 intervenciones en 17 municipios de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, con base siempre en la Policía Local de Yeles. También ha protagonizado más de 30 exhibiciones. Entre sus méritos, destacan los nueve atestados y seis detenidos relacionados con el tráfico de drogas. El más importante, el descubrimiento de un quiosco de helados en Yeles destinado a la distribución de marihuana.
«No habrá sustituto», afirma Del Palacio, quien destaca el gran trabajo que lleva la disposición de un servicio canino de este tipo. No obstante, atribuye a Billy parte del mérito de la reducción «drástica» del tráfico y venta en la calle de drogas en este municipio sagreño. El perro estaba especializado en la detección de hachís, marihuana, cocaína y heroína. el pueblo de Yeles ha querido homenajear a su policía local, en un emocionante acto que ha ido reconociendo la labor de todos los que han colaborado en la atención y seguridad del municipio. Además, se ha ganado el cariño de todos los vecinos de Yeles en los últimos años.
Billy iba a centros educativos para contribuir a la prevención del consumo de drogas entre los más jóvenes. El servicio, que se efectuaba principalmente en días como las fiestas patronales, ha durado siete años, lo habitual en este tipo de perros especializados en detección de sustancias nocivas, y convirtió a la Policía Local de Yeles en la segunda de Castilla-La Mancha con una unidad canina después de la de Numancia de la Sagra.

El acto de conmemoración ha reconocido la labor de la Policía Local, pero también de la Guardia Civil y Protección Civil, así como de otros colaboradores en la seguridad. En este sentido, se extendió la dedicatoria a ayuntamientos colaboradores como el de Móstoles, Madrid, Rivas Vaciamadrid, Casarrubios, San Martin de la Vega, Borox, Escalona, Ugena, Illescas, Mentrida, Toledo, El Casar de Escalona, Cedillo, Seseña o Alameda.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *