La Guardia Civil investiga a un vecino de Zaragoza tras hallar cinco perros muertos en una finca suya

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha abierto una investigación por un presunto delito de maltrato de animales domésticos al propietario de un finca rústica de El Burgo de Ebro (Zaragoza, 2.400 habitantes) en la que se ha localizado un criadero ilegal de perros con 12 ejemplares, cinco de ellos muertos y el resto, en unas condiciones higiénico sanitarias deplorables. Los animales estaban sucios, desnutridos y heridos.

Según ha informado el instituto armado, los canes heridos, de las razas bulldog francés, bichón maltés, chihuahua y pastor alemán, han sido trasladados a instalaciones del Ayuntamiento de El Burgo de Ebro para recibir tratamiento veterinario, alimento y cuidados. Todos evolucionan favorablemente, mientras que los perros hallados sin vida han sido trasladados a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza para que se les practique la correspondiente necropsia.

El responsable de este criadero está investigado por un presunto delito de maltrato de animales domésticos, en su modalidad agravada, al haber causado, presuntamente, la muerte a varios de ellos y la pérdida de algún órgano o sentido. Se trata de un vecino de El Burgo de Ebro que ya había sido denunciado con anterioridad por la Guardia Civil en la vía administrativa, y sancionado, ya que carecía de las autorizaciones tanto municipal como autonómica para ejercer como criador.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *