MALTRATO ANIMAL EN UN MATADERO DE EL BARRACO ( ÁVILA )

La asociación Equalia ha presentado una denuncia ante la justicia con un vídeo grabado en un matadero de El Barraco, en el que pueden verse la mutilación de vacas sin aturdir, y cómo los corderos son lanzados y golpeados.

Un trabajador salta sobre los corderos.

Algunos de los trabajadores amputan las patas de las vacas y seccionan las gargantas de las reses sin aturdir.
Según han criticado, se trata de “un grave cado de irregularidades en bienestar animal”. El vídeo está presentado por el actor Pepe Viyuela con la intención de que se instalen cámaras de videovigilancia por ley en Castilla y León.

Silvia Mayorga, portavoz de la asociación, las imágenes “revelan el trato que se les da a los corderos en el corral”, ya que “se puede ver cómo son lanzados y pateados por los operarios y cómo pasan algunos a la línea de matanza sin ser aturdidos, aun teniendo el trabajador el aturdidor en la mano, prolongando y aumentando el sufrimiento del animal”.

En el caso de las vacas, “la falta de supervisión para garantizar el bienestar animal hace que tres reses queden hacinadas en la zona que las lleva al cajón de aturdimiento, que un trabajador aplique descargas eléctricas en la cara de una vaca que no puede escapar o, de nuevo, problemas en el aturdimiento donde algunas pasan conscientes a la línea de matanza y a la mutilación”.

Estas imágenes con parte de una campaña de la organización Equalia, con la que quieren demostrar “cómo son tratados los animales en algunos mataderos y cómo se incumple, repetidamente, los mínimos de bienestar animal”, por eso exigen que, por ley, todos los mataderos españoles cuenten con cámaras de videovigilancia en sus instalaciones, como se ya sucede en otros países europeos “para prevenir casos de crueldad hacia los animales, garantizar la seguridad alimentaria, además del derecho de los consumidores a saber el trato que se les da a los productos que consumen”.

Con esta campaña, Equalia recoge firmas de apoyo su iniciativa y trabaja para que las empresas soliciten a sus proveedores la instalación de las cámaras y apliquen el protocolo desarrollado por la organización.

Un trabajador corta las patas de una vaca consciente.

Artículo de Ávilared

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *