Ronzales, ¿son menos malos o no tan buenos?

Hace unos años, los ronzales para los perros se pusieron muy de moda. Marcas como Halti, Gentle Leader, Canny Collar, lanzaron modelos muy similares donde cada uno corregía algunos fallos de diseño que habían ido detectando.

Muchísimos educadores los vimos como una opción que no causaba daños al perro, aparentemente, para casos donde el propietario no podía hacerse con el control de perro cuando este tiraba.

Se sustituyeron muchos collares de pinchos y de ahogo por estos modelos y en un principio, parecían funcionar.

Pero se empezaron a observar LOS PRIMEROS PROBLEMAS de su uso:

– Los perros que perdían el autocontrol y en un momento determinado daban un tirón, se podían hacer DAÑO EN LAS CERVICALES.

– Se empezaban a utilizar con el objetivo de llevar al perro en un JUNTO CONSTANTE (paseo militarizado) donde no existía posibilidad de olfatear.

– No se utilizaba para educar al perro, SE UTILIZABAN COMO COLLARES HABITUALES.

– Se hacía CASO OMISO A LAS RECOMENDACIONES DE LOS FABRICANTES y se utilizaban con correas retráctiles tipo Flexi o se daban tirones de correa.

– Y había una cosa mucho PEOR, con el uso habitual de estos ronzales, los perros empezaban a PERDER CAPACIDAD COMUNICATIVA, es decir, estaban impedidos para poder comunicarse con otros perros y realizar así sus protocolos de señales de calma.

– En perros que tiraban por miedo, el hecho de no poder autocalmarse les DIFICULTABA LA GESTIÓN DE LOS MIEDOS y estos aumentaban.

Actualmente NOSOTROS, al igual que muchos autores, educadores, entrenadores, veterinarios y etólogos, DESACONSEJAMOS EL USO DE RONZALES, pese a que aún se sigan vendiendo en tiendas de animales, clínicas veterinarias e incluso bazares chinos.

Lo ideal es BUSCAR LA CAUSA que lleva a que un perro tire o enseñarle a no tirar si el problema es que no aprendió, y en el caso de tener que poder controlarlo, recurrir a los arneses antitirada* que evitan los problemas originados por los ronzales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *